Infraestructura‎ > ‎

Proyecto Parcela


El proyecto parcela nació junto con la adquisición del predio de Isla de Maipo. Por largo tiempo anhelé la posibilidad de reencontrarme con el campo y la vida natural que había conocido y disfrutado en mi infancia en la parcela paterna de Avda. Colón, hoy parte de nuestro colegio. Los eucaliptus que hay en él son parte de la parcela mencionada.

La vida en el campo es enriquecedora para todos los que viven en ciudades y los relaciona no sólo con el agro, sino que también crea lazos entre las personas que viven en él, más estrechos y cálidos que en la urbe.

Por ello el Proyecto Parcela de nuestro colegio acerca a nuestros alumnos a temprana edad, no sólo con el duro trabajo del campo, sino también en la visita al puerto de San Antonio con el pequeño museo casi desconocido de esa ciudad portuaria, dirigida por un hombre que logra salvar especies en extinción. Prueba de ello es que el pago por su entrada al museo se hace vía enseres de curación para aves y otros.

El humedal de Cartagena es también una obra conjunta del director del museo y del alcalde de la ciudad, que lograron aislar un arenal otrora destinado a recibir escombros de todo tipo, en un lugar protegido para las aves residentes y migratorias en nuestras playas. La experiencia vivida en San Antonio es pues muy formadora para nuestros alumnos, que de ella aprenden a cuidar y respetar su entorno natural y no sólo a hablar de respeto ecológico.

En la parcela aprenden además a convivir y trabajar en equipo, ya que los dos grupos se conforman tratando de reunir a niños que no han trabado relaciones de amistad y que descubren frecuentemente cualidades insospechadas en compañeros con quienes habitualmente no se habían relacionado.

La confección del compost, el campeonato de “pétanque”, juego típico francés que aprenden a dominar, la visita a la huerta conociendo nombres de especies arbóreas y plantas medicinales, cuyos olores muchas veces desconocen, es posteriormente parte de la gymcana en la cual participan al final de la actividad.

Redacciones y dibujos acerca de estas vivencias son el fruto de un proyecto que todas las generaciones han valorado y recordado como una experiencia inolvidable.


Hélène Giroux, Directora